Print this page
Jueves, 18 Abril 2013 19:19

Factores a tener en cuenta al seleccionar una buena lámpara LED

Hay varios factores importantes a tener en cuenta: 

Lo primero, led smd (montaje superficial) o power led (chip de potencia), no confíes de los DIP (los que parecen bolitas de plástico) son obsoletos.

El material del disipador debe de ser buen conductor térrmico, los de láminas de aluminio son buenos, las lámparas compuestas de un marerial plástico suelen ser malas. La temperatura de funcionamiento del LED fija su vida útil.

Tipo de luz: Existen led cálidos y led fríos, unos dicen que tienen muchos lúmenes, otros menos... muchos valores de luminosidad son falsos.

Hay que tener en cuenta el índice de reproducción cromática (CRI) que tiene que ver con la capacidad de reproducir los colores... Este factor debe ser superior a 80 y si queremos utilizarlo en aplicaciones de maquillaje o peluquería superior a 90. 

En algunos casos se sobreexcita el led para dar más luminosidad afectando a la vida útil del led y a la calidad de la luz generada. Hay LED que de nuevos emiten suficiente LUZ, pero tienen unas pérdidas de rendimiento prematuras y a las 2.000 horas de uso han perdido un 25% de luminosidad.

La potencia de la lámpara no es un factor principal, puesto que existen led con rendimientos de 50 Lm/W y de 120 Lm/w, por lo que para una misma potencia es capaz de emitir más del doble de luz unas lámparas que otras...

No te fíes de lámparas baratas, puesto que más pronto que tarde vas a tener que comprar otra, tampoco te fíes de engendros raros, lámparas para sustituir en farolas y cosas así...

Las lámparas led van acompañadas de una 'fuente de alimentación conmutada'(las nuevas con led AC no la tienen aunque todavía tienen un bajo rendimiento) . Este circuito electrónico es muy fácil que emita ruidos electromagnéticos si no cumple la normativa exigida en Europa y genere interferencias en la radio mientras funcionan... Normalmente lo que se suele estropear en una lámpara LED es esta fuente de alimentación, por lo que su diseño electrónico y de disipación térmica es clave para la vida de la lámpara LED.

Hay que tener en cuenta muchos factores a la hora de valorar una lámpara LED: Led de alto rendimiento, sistema de alimentación, disipación térmica, apertura de la emisión de luz...